Lo primero que debes saber es que Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP) y Ovarios Poliquísticos (OP) no es lo mismo. En el SOP, existe un trastorno hormonal que tiene como consecuencia numerosos síntomas y uno de ellos es que se generan quistes en los ovarios con los óvulos que no han sido correctamente expulsados.

 

Por otro lado, OP es una tendencia que pueden tener los ovarios a generar quistes, pero sin que haya directamente un trastorno hormonal. Los quistes en este caso pueden tener orígenes distintos.

 

El Síndrome del Ovario Poliquístico está ligado a cambios en los niveles hormonales que le dificultan a los ovarios la liberación de óvulos maduros. Las razones para estos cambios no son claras. Las hormonas afectadas son:

 

Los estrógenos y la progesterona, las hormonas femeninas que le ayudan a los ovarios de una mujer a liberar óvulos.

Los andrógenos, una hormona masculina que se encuentra en pequeñas cantidades en las mujeres.

Normalmente, se liberan uno o más óvulos durante el ciclo menstrual de una mujer, lo cual se conoce como ovulación. En la mayoría de los casos, la liberación de los óvulos ocurre aproximadamente dos semanas después de la iniciación del ciclo menstrual.

 

En el Síndrome del Ovario Poliquístico, los óvulos maduros no se liberan. En lugar de esto, permanecen en los ovarios circundados por una pequeña cantidad de líquido. Puede haber muchos de ellos. Sin embargo, no todas las mujeres que padecen esta afección tendrán ovarios con este aspecto.

 

Estos problemas con la liberación de los óvulos pueden contribuir a la esterilidad. Los otros síntomas de este trastorno se deben a los niveles de hormonas masculinas.

 

La mayoría de las veces, el Síndrome del Ovario Poliquístico se diagnostica en mujeres a los 20 o 30 años. Sin embargo, también puede afectar a las niñas adolescentes. Los síntomas a menudo empiezan cuando se inician los periodos de una niña. Las mujeres con este trastorno con frecuencia tienen una madre o hermana con síntomas similares.

Cómo reconocer los síntomas del Síndrome de Ovarios Poliquísticos

El Síndrome de Ovarios Poliquísticos puede tener diversas manifestaciones. Cada mujer lo sufre de una manera diferente y no todas tienen los mismos síntomas ni el mismo grado.

 

Al ser un trastorno, puede darse en diferentes grados y con diferentes características. Por tanto, podemos entender que cada caso es único aunque todos compartan ciertas características.

 

Aunque luego entraremos a ello en más detalle, es importante saber que, a más incidencia de estos síntomas, mayor desequilibrio hormonal hay. Y eso hay que solucionarlo, ya que con el tiempo se puede ir agravando y tener consecuencias importantes.

Veamos cuáles son los principales síntomas del Síndrome de Ovarios Poliquísticos:

  1. Oligomenorrea o reglas irregulares

En el SOP, muchas chicas sufren ciclos menstruales de más de 35 días y de duraciones diferentes, lo que se considera irregular. Es la llamada oligomenorrea.

En muchos casos, los óvulos que deberían ser expulsados se quedan enquistados en los ovarios (y de ahí lo de poliquísticos), formando pequeñas bolsitas de líquido: los quistes.

 

  1. Ausencia de regla o amenorrea

Si estás sin regla durante un periodo de aproximadamente 3 meses o más, tienes amenorrea. Y si tenerla irregular ya es un engorro, imagínate estar durante más de 3 meses sin que tu cuerpo se renueve.

Esto no es así en todos los casos. Es decir, hay causas de amenorrea que están dentro de lo que se considera salud. ¿Por ejemplo? Durante el embarazo se da la amenorrea, al igual que durante la menopausia.

Pero si se trata de un trastorno como el SOP, está indicando que los niveles hormonales están especialmente alterados. Y eso hay que arreglarlo.

También es posible que en una misma mujer se alternen periodos de oligomenorrea y amenorrea.

 

  1. Hirsutismo

Es decir, una cantidad de vello exagerada en zonas en las que no debería estar. ¿Cuáles? Las zonas tradicionalmente masculinas, como la barbilla, las mejillas, pecho y abdomen, brazos y piernas.

Este síntoma es muy incómodo para las mujeres que lo sufren. ¿Por qué? Porque al tener una causa hormonal, hasta la depilación láser puede perder eficacia. Por eso es importante, antes de atajarlo con los diferentes tipos de depilación, regular los niveles hormonales de manera natural.

  1. Acné y piel grasa

En el Síndrome de Ovarios Poliquísticos hay un desequilibrio que provoca cambios en la piel y puede provocar exceso de sebo y acné.

¿Es tu caso? Si quieres mejorar la salud y aspecto de tu piel, mejora tu alimentación. No sólo por las grasas, sino por las hormonas, que se equilibran si mejoras tu alimentación.

  1. Sobrepeso, obesidad y dificultad para adelgazar

Este es uno de los síntomas del Síndrome de Ovarios Poliquísticos que más molesta a las chicas que lo sufren. Vaya por delante que esto no ocurre en todos los casos. El sobrepeso en el SOP aparece cuando hay Resistencia a la Insulina (RI).

Es un proceso complejo que vamos a reducir en que el cuerpo . La insulina sirve para convertir el azúcar que consumes en energía. Si no tienes suficiente insulina, ese azúcar se queda en tu sangre y provoca que engordes.

6.Reglas muy dolorosas y abundantes

Cuando la regla aparezca es posible que venga acompañada de dolores y molestias, además de ser más abundante de lo normal. Es decir, dismenorrea.

Si es tu caso, hay ciertos pasos que puedes seguir, como aplicarte calor directamente en la zona abdominal, beber mucha agua, evitar tés y cafés (y bebidas excitantes en general) y descansar adecuadamente, evitando el estrés y la ansiedad.