Las redes sociales y alimentación: ¿una moda peligrosa?

 

 

 

La difusión y el intercambio de contenido relacionado con la alimentación son frecuentes en las redes sociales. Los mensajes suelen tener un propósito simbólico en estas plataformas, pero a la vez esta comunicación también puede tener efectos, sobre todo, en los adolescentes.

Una simple ojeada por Instagram o Facebook nos mostrará no solo imágenes atractivas de recetas de cocina. Muchas veces, también encontramos información y consejos de salud y bienestar, en ocasiones, difundidos por influencers no cualificados que nos explican qué comen y cómo se entrenan.

Sea como sea el tipo de información que busquemos (cómo debe ser una alimentación saludable, los beneficios del veganismo, las dietas paleo, el vegetarianismo o si deberíamos comer más carbohidratos), la influencia de las redes sociales impulsa cada vez más las decisiones de nuestras elecciones alimentarias.

 

A menudo, nos encontramos con ideas contradictorias sobre dietas distintas, dejándonos un poco perdidos y confundidos.

El uso generalizado de las redes sociales ha incorporado un cierto intrusismo en el ámbito de la alimentación. Aunque esto no puede parecer perjudicial en un principio, compartir consejos de salud y de alimentación que no estén respaldados por médicos y nutricionistas puede tener efectos negativos.

Los estudios realizados sobre la relación entre el uso de las redes sociales y sus efectos en la alimentación determinan que existe una fuerte asociación entre ambos. Uno de ellos, publicado en Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, admite que las redes sociales combinan muchos de los aspectos visuales de los medios tradicionales como revistas con la oportunidad de que los usuarios interactúen y propaguen estereotipos que pueden generar preocupación sobre la alimentación y la imagen corporal. Literatura y libros

La investigación, centrada en redes sociales como Facebook, YouTube, Twitter, Instagram, Pinterest o Linkedin, concluye que los adolescentes que pasan la mayor parte del tiempo en cualquiera de estas plataformas tiene un riesgo 2,2 veces mayor de tener problemas de alimentación e imagen corporal que los que no consultan tanto las redes sociales.

 

En líneas generales, algunos de los principales problemas que se detectan hoy en día sobre el uso de redes sociales e información sobre nutrición son:

Cuanta más información, menos informada está la población y más confundida y desorientada se siente en temas como el de la alimentación.

Las redes sociales son una plataforma con múltiples ventajas. Sin embargo, debemos elegir bien la información para no tomar elecciones equivocadas o permitir que se altere nuestra relación con los alimentos.

Siempre que tengas dudas, consulta con un dietista-nutricionista, que es el profesional y el experto en temas de alimentación. Puede resolver cualquier duda que tengas sobre hábitos saludables.

Fuentes:

Las redes sociales y alimentación: ¿una moda peligrosa?

Las redes sociales y alimentación: ¿una moda peligrosa?

La difusión y el intercambio de contenido relacionado con la alimentación son frecuentes en las redes sociales. Los mensajes suelen tener un propósito simb�

salud

es

https://endomed.es/static/images/salud-las-redes-sociales-y-alimentacion-una-moda-peligrosaja-5912-0.jpg

2024-02-17

 

Las redes sociales y alimentación: ¿una moda peligrosa?
Las redes sociales y alimentación: ¿una moda peligrosa?

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20