En este blog hemos hablado mucho de las hormonas y de su importancia en la regulación del organismo, así como del impacto que puede generar en nuestro cuerpo el desajuste de los niveles normales de estas.

Sin embargo, hoy vamos a dedicar un  a explicar qué son las hormonas y cuál es su función en nuestro organismos para así entender mejor el funcionamiento de nuestro cuerpo.

 

¿QUÉ SON LAS HORMONAS?

Podemos definir las hormonas como mensajeros químicos, cuyo objetivo es influir en las funciones de otras células y que circulan a través de la sangre hasta llegar a órganos y tejidos.

Son sustancias segregadas por ciertas células denominadas especializadas, localizadas en glándulas endocrinas, o también por células epiteliales e intersticiales.

Algunos de los procesos en los que intervienen son el metabolismo, el crecimiento y desarrollo y en la reproducción.

 

FUNCIONES DE LAS HORMONAS

El objetivo principal de las hormonas es el desarrollo del propio organismo, encargándose de mantener constante el medio interno mediante la regulación de los procesos bioquímicos del organismo. Sin embargo, las hormonas realizan diversidad de funciones:

  • Ayudan al crecimiento de los órganos y de la estructura corporal misma de los seres humanos.
  • Ayudan a la reproducción de los seres vivos y la lactancia materna
  • Regulan las reservas de energía que se encuentran en el cuerpo humano, dirigiendo los procesos metabólicos relativos a la glucosa, proteínas, grasas y manteniendo el equilibrio de electrolitos.
  • Mantenimiento de la densidad mineral ósea y el metabolismo del calcio.
  • Regulación de la temperatura corporal, la tensión arterial y el ritmo vigilia-sueño.

 

¿DÓNDE SE GENERAN LAS HORMONAS?

Las hormonas son producidas, como dijimos anteriormente, en las glándulas endocrinas, las cuales están repartidas por todo el cuerpo.

Para conseguir una coordinación adecuada del organismo, nuestro cerebro regula la liberación de varios tipos de hormonas encargadas de realizar diferentes funciones, siendo una de las variables que condicionan esa función su ubicación.

Así, las principales glándulas endocrinas son:

  • La glándula pituitaria o hipófisis. Es considerada la glándula más importante del sistema endocrino, porque produce hormonas que regulan el funcionamiento de otras glándulas endocrinas.
  • El hipotálamo. Esta glándula endocrina controla el funcionamiento de la hipófisis, segregando sustancias químicas que pueden estimular o inhibir las secreciones hormonales de la pituitaria.
  • El timo. Se encargada de estimular el crecimiento de las células inmunológicas
  • La glándula pineal. Produce melatonina, una hormona que tiene una función importante en el ajuste de los ciclos de sueño y de vigilia.
  • Los testículos. Produce testosterona, que indica a los varones que ha llegado el momento de iniciar los cambios corporales asociados a la pubertad, por ejemplo, el cambio de voz y el crecimiento de la barba y del vello púbico.
  • Los  Secretan estrógenos y progesterona. El estrógeno indica a las chicas el momento que tienen que iniciar los cambios corporales asociados a la pubertad.
  • Glándula tiroides. En esta glándula endocrina se produce la tiroxina y triiodotironina, hormonas que controlan el metabolismo entre otras funciones.
  • Las glándulas suprarrenales: Producen unas hormonas denominadas corticoesteroides, que están relacionadas con el equilibrio entre sales minerales y agua, la respuesta al estrés, el metabolismo, el sistema inmunitario y el desarrollo y la función sexuales. Por otro lado producen catecolaminas, por ejemplo, la adrenalina
  • La paratiroides. Desde aquí se libera paratiroidea, una hormona relacionada con concentración de calcio en sangre.
  • El páncreas. Secreta insulina y el glucagón, lo que permite mantener una concentración estable de glucosa en sangre y para abastecer al cuerpo de suficiente combustible para que produzca la energía que necesita.

 

Como podemos ver, las funciones de las hormonas son variadas y fundamentales para el correcto desarrollo del organismo. Esto hace que un desajuste en los niveles de estas derive en diferentes enfermedades.