La insulina es la hormona que se encarga de mantener los valores adecuados de glucosa en sangre. En la diabetes tipo 2 el cuerpo no produce o no utiliza bien la insulina generada.

Padecer diabetes significa que la cantidad de glucosa en sangre, también conocida popularmente como azúcar, está más alta de lo normal.

Existen varios factores que pueden aumentar el riesgo de padecer diabetes. La obesidad es el principal factor relacionado con la diabetes tipo 2. Existen hábitos poco saludables que favorecen ambas enfermedades, como son:

  • Consumir muchas calorías al día

El consumo en exceso de azucares y grasas conlleva un aumento de grasa corporal que propiciará alteraciones en la producción de insulina y en los niveles de glucosa. Una dieta equilibrada debe incluir alimentos de todos los grupos en cantidades adecuadas con un consumo esporádico de alimentos poco saludables como grasas saturadas, alcohol y azúcar.

  • Fumar

Fumar puede favorecer la aparición de diabetes tipo 2, y además agrava las posibles complicaciones vasculares asociadas a la diabetes.

  • Estrés

Sufrir estrés está vinculado con la obesidad y en pacientes con diabetes puede provocar un aumento de los niveles de glucosa.

  • No hacer ejercicio de forma regular

Una vida sedentaria favorece la obesidad y con ello el riesgo de desarrollar lo que puede generar diabetes de tipo 2. Además, al no realizarse ejercicio el metabolismo de la glucosa se ralentiza.

  • Alcohol

Consumir alcohol de forma de forma excesiva produce una inflamación y daños en el páncreas e hígado. Esto da lugar a un deterioro de su capacidad para segregar insulina y metabolizar la glucosa respectivamente, lo que favorece la aparición de la diabetes tipo 2.

  • No descansar lo suficiente

Dormir mal o poco puede favorecer la aparición de obesidad y diabetes.

Existen otros factores relacionados con la aparición de la diabetes tipo 2 sobre los cuales no podemos influir o modificar como la edad, raza, genética o historia familiar.

Desde el equipo de Endomed, tu endocrino en Sevilla, animamos a cambiar estos hábitos hacia un estilo de vida más saludable para prevenir o retrasar la aparición de la diabetes de tipo 2.