La diabetes es una enfermedad crónica

La diabetes es una enfermedad crónica que se origina porque el páncreas no es capaz de sintetizar la cantidad de insulina que el cuerpo necesita (Diabetes Mellitus tipo 1 o no es capaz de utilizarla con eficacia (Diabetes Mellitus tipo 2).

La insulina es una hormona producida por el páncreas. Su principal función es el mantenimiento de los valores normales de glucosa en sangre.

En la diabetes mellitus tipo 1 por definición el tratamiento se basa en insulina, que se administra habitualmente mediante varias dosis de insulina al día. Sin embargo, con los avances tecnológicos y su aplicabilidad en la diabetes mellitus, se han incorporados nuevas herramientas para mejorar y tratar la diabetes mellitus.

Existen varias herramientas que ya han probado su eficacia y seguridad, como:

  • Bombas infusión subcutánea continua de insulina. Se trata de pequeños dispositivos que permiten una infusión de insulina de forma continua. Estos dispositivos constan de un infusor de insulina y un catéter que va insertado en el cuerpo.
  • Sensores de monitorización continua y flash de glucosa. Son sistemas que permiten monitorizar de forma continua la glucemia a través de un sensor que está insertado bajo la piel. El sensor recoge los valores de glucemia cada 5-10 minutos y tienen una vida entre 6-14 días. Los datos pueden visualizarse en una pantalla y ser interpretados por el paciente o el médico (APP, móviles, ordenador…).
  • Sistemas integrados de infusión subcutánea de insulina y monitorización de glucosa. Hace referencia a la integración de los dos dispositivos mencionados previamente, y permite ajustes en la dosificación de la insulina de forma automática por parte de la bomba de insulina sin la intervención o manipulación por parte del paciente. Esta es la principal línea de desarrollo tecnológico por parte de investigadores a nivel internacional para alcanzar en un futuro próximo el denominado “páncreas artifcial”.

A pesar de los beneficios que aportan estas nuevas tecnologías, no están al alcance de todos, dado que precisa de un adecuado conocimiento de la enfermedad por parte del paciente, para el ajuste de su tratamiento a la dieta y el ejercicio, así como por los costes más elevados que conlleva.

Los responsables en esta área del equipo Endomed, endocrino en Sevilla, recomiendan estudiar cada caso en particular para considerar qué tratamiento sería más beneficioso para el paciente.