Probióticos: ¿Para qué sirven?

 

 

 

Los probióticos son organismos vivos que se encuentran de forma natural en alimentos como el yogur, el chucrut, el miso o el kéfir. Se les conoce como bacterias “buenas” porque compiten por el espacio contra bacterias dañinas y evitan que éstas se asienten. Pero, ¿realmente funcionan los probióticos? ¿Pueden llegar a ser perjudiciales?

El cuerpo de una persona contiene millones de microorganismos que habitan en la piel y en la superficie de las mucosas, sobre todo del aparato digestivo, en concreto en el intestino, que son las que constituyen el microbioma de una persona, que es único y exclusivo para cada individuo.

La mayoría de estos microorganismos son bacterias, aunque también podemos encontrar virus, hongos y protozoos. A pesar de que el término “bacteria” suele ir asociado a una idea negativa por su fama de causar enfermedades, no todas son iguales porque algunas son beneficiosas. Son lo que llamamos probióticos, que nos ayudan a tener una flora equilibrada y variada.

 

La desnutrición, una dieta desequilibrada, el exceso de alimentos procesados y los antibióticos pueden alterar este microbioma.

Los probióticos son alimentos o suplementos que contienen microorganismos vivos que ofrecen varios beneficios a la salud. Pueden estar presentes de manera natural en el cuerpo, en alimentos y en forma de suplementos dietéticos. También se les conoce como “bacterias buenas” por su papel a la hora de proporcionar un intestino sano porque ayudan a cambiar o repoblar las bacterias intestinales para equilibrar la flora intestinal.

Los probióticos varían en potencia, estabilidad y beneficios para el cuerpo. Dos de las especies más usadas como probióticos y que se pueden consumir en forma de suplementos o formando parte de algunos alimentos son Lactobacillus (habitan sobre todo en el intestino delgado) y Bifidobacterium (residen sobre todo en el intestino grueso). Blog sobre productos para la limpieza del hogar

Los probióticos son conocidos sobre todo por ayudar a tratar las enfermedades intestinales porque este componente funcional puede aumentar la inmunidad y la salud en general, sobre todo la gastrointestinal. Es decir, cuando el microbioma se altera y se pierden bacterias buenas, los probióticos pueden reponerlas y devolver el equilibrio.

 

Algunas de las principales indicaciones son:

Los probióticos actúan en el tubo digestivo estabilizando la composición de la flora bacteriana e incrementando la resistencia del organismo frente a patógenos.

Para incluir probióticos en tu plan de alimentación debes buscar:

En una alimentación equilibrada (rica en vegetales y pobre en grasas saturadas) la presencia de probióticos y prebióticos está más que asegurada. Y si los consumes de forma habitual, tu flora intestinal y tu salud te lo agradecerán.

Probióticos: ¿Para qué sirven?

Probióticos: ¿Para qué sirven?

Los probióticos son organismos vivos que se encuentran de forma natural en alimentos como el yogur, el chucrut, el miso o el kéfir. Se les conoce como bacter

salud

es

https://endomed.es/static/images/salud-probioticos-para-que-sirvenja-5771-0.jpg

2024-05-21

 

Probióticos: ¿Para qué sirven?
Probióticos: ¿Para qué sirven?

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences