La Edad y el Deporte

 

 

 

Sé consciente de tus limitaciones y de que tus características personales quieras o no se modifican con el paso de los años.
Los niños tienen una vitalidad, energía e ilusión que a los adultos a veces nos cuesta entender. En la adolescencia, la fortaleza muscular, el metabolismo activo, la coordinación, flexibilidad, agilidad, y resistencia llegan a su punto máximo. Al superar los cuarenta el cuerpo y sus procesos se enlentecen y modifican. Las hormonas no están tan activas, los huesos ya no son tan fuertes, y te cuesta más mantenerte en tu peso. Pero…

Por todo ello, resulta más que conveniente que no te alejes del deporte nunca, pero sí deberás adaptarlo según vayas cumpliendo años.
Es posible que hasta que sufras alguna lesión, no te des cuenta de que el deporte que practicas produce demasiado impacto en tus huesos o ligamentos. Es muy habitual una rotura de gemelo, o del talón de Aquiles, o un esguince, o rotura de ligamento cruzado de la rodilla en adultos que practican fulbito o fútbol sala, baloncesto, pádel o esquí.
Es entonces cuando deberás plantearte modificar tu actividad física y adaptarla para en el futuro evitar lesiones como esas.

 

 

La Edad y el Deporte

La Edad y el Deporte

Sé consciente de tus limitaciones y de que tus características personales quieras o no se modifican con el paso de los años. Los niños tienen una vitalidad

salud

es

https://endomed.es/static/images/salud-la-edad-y-el-deporte-5588-0.jpg

2024-03-05

 

La Edad y el Deporte
La Edad y el Deporte

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20