El Triptófano: El aminoácido feliz

 

 

 

Las proteínas están formadas por unidades básicas llamadas aminoácidos. Algunas de estas unidades químicas las puede fabricar nuestro organismo, pero otras no.

Estos aminoácidos se denominan “esenciales” porque son necesarios para poder realizar todas las funciones vitales y como el cuerpo no es capaz de sintetizarlos, debemos conseguirlos por medio de los alimentos.

Hay nueve aminoácidos esenciales: lisina, leucina, isoleucina, histidina, fenilalanina, metionina, treonina, valina y triptófano.

 

Hoy vamos a hablar del triptófano, porque es un aminoácido muy especial.

Es un aminoácido aromático (es decir, de estructura cíclica), y neutro no polar (es decir, sin carga magnética), precursor de la serotonina, de la melatonina y de la vitamina B3 o niacina. Necesita que en el organismo haya suficientes niveles de vitamina B6 y de magnesio para que pueda realizar sus funciones.

¿Cuáles son sus funciones?

¿Dónde puedes encontrarlo?

– Legumbres: lentejas, garbanzos, soja, judías, guisantes, habas…

– Cereales y semillas: arroz integral, avena, trigo, cebada, centeno, maíz, sésamo…

Frutos secos: cacahuetes, nueces, castañas, almendras, pistachos, …

– Frutas: el plátano, las fresas, los arándanos, mango, naranja, papaya, melocotones, uvas, manzanas…

– Verduras: espinacas, rúcula, lechuga, coliflor, coles de Bruselas, apio, espárragos, calabaza, patata, tomate, zanahoria… Blog sobre Formación Universitaria

– Además puedes encontrar triptófano en el chocolate negro, por lo que además de ser un alimento cardioprotector, es un bocado que nos hace felices.

Los niveles de triptófano son superiores en alimentos de origen animal, como la carne, la leche o los huevos, que en los de origen vegetal, por ello las personas vegetarianas estrictas, que no comen huevos, ni productos lácteos de leche de vaca, podrían sufrir carencias tanto en este aminoácido como en otros como la lisina. Si diversifican su dieta y combinan diversas clases de vegetales con legumbres variadas no deberían tener problemas.

Para mantener el equilibrio del nitrógeno la dosis diaria recomendada por la OMS es de 250 mg al día. Una dieta variada puede aportar unos 1000 ó 1500 mg al día de  L-triptófano (su precursor), por lo que las necesidades estarían cubiertas, siempre que existan las enzimas que intervienen en su metabolismo y no haya interferencias en su absorción.

Si tomas suplementos de L-Triptófano, ten cuidado con ciertos medicamentos como antidepresivos, ya que pueden potenciarse algunos efectos secundarios, y causar sedación, mareos, náuseas, o dolor de cabeza.

De todos modos, nunca lo hagas sin la supervisión y la prescripción de un médico, que conozca tu historial y pueda identificar posibles interferencias con tu medicación habitual.

Sigue una dieta variada y completa, y cuando te sientas un poco bajo de ánimo busca algún alimento más rico en este aminoácido. Te sentirás mejor y con más fuerzas para afrontar el día a día.

 

El Triptófano: El aminoácido feliz

El Triptófano: El aminoácido feliz

Las proteínas están formadas por unidades básicas llamadas aminoácidos. Algunas de estas unidades químicas las puede fabricar nuestro organismo, pero otra

salud

es

https://endomed.es/static/images/salud-el-triptofano-el-aminoacido-feliz--5461-0.jpg

2024-05-21

 

El Triptófano: El aminoácido feliz
El Triptófano: El aminoácido feliz

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences