Dieta sana para embarazadas: comer bien para un embarazo feliz

 

 

 

No. Salvo que tengas alguna patología previa como alergias o intolerancias, o desarrolles diabetes gestacional, tu dieta no debe cambiar por el hecho de estar embarazada. Eso sí, deberá ser sana, completa y equilibrada, para lo que deberás prestar algo más de atención a tus menús.

En cada mujer el aumento de peso es diferente. Depende de sus circunstancias, es decir, peso previo, constitución, ansiedad… etc. Las mujeres con normo peso, es decir con un IMC alrededor de 20-23 deberían engordar entre 12 y 15 kilos de peso.

Las embarazadas con sobrepeso tiene más riesgo de abortos espontáneos, problemas como hipertensión y preclampsia, complicaciones en el parto y desarrollo de diabetes gestacional, que a su vez podría producir embriones de peso excesivo, partos prematuros y proteinuria.

 

Una embarazada debe seguir una dieta sana y completa y comer de todo. Come más veces, menos cantidad, para mejorar la digestión, pon atención a la fibra y a los líquidos para evitar el estreñimiento y procura ingerir alimentos frescos y reducir los alimentos más calóricos, como dulces o aperitivos. Y elimina el alcohol, puede interferir en el crecimiento del feto.

Dieta sana para embarazadas comer bien para un embarazo feliz 1

En el primer trimestre tendrás poco apetito y quizá algunas comidas te sienten mal. No es necesario aumentar las calorías. Necesitas ácido fólico para que las primeras semanas el feto se desarrolle correctamente. Toma espinacas, acelgas, berza, coliflor…

Este puede ser un menú de ejemplo:

Desayuno: Zumo natural o fruta. Café o té con leche desnatada y pan con margarina y mermelada, o galletas de cereales o pan con queso fresco. También unos cereales integrales con leche desnatada son buena opción.

Medias mañanas y meriendas: Fruta, un puñado de frutos secos, un yogur desnatado, galletas integrales o un sándwich integral de pavo.

Comidas: Verduras más proteína (coliflor y pollo, o judías verdes y filete de ternera o acelgas rehogadas más salmón al horno o  más lomo de cerdo…) o legumbres como plato único (garbanzos con espinacas, alubias con berza, lentejas con arroz…). De postre fruta y una infusión. Noticias del cadiz

Cena: Ensalada completa con proteína (queso, pavo, huevo, atún…) o crema de verduras o sopa de fideos y huevo o pescado blanco. Una infusión.

Recena: Un yogur desnatado, o un vaso de leche tibia

En el segundo trimestre aumenta las calorías hasta las 2400 aproximadamente. Haz más hincapié en los lácteos que son fuente importante de calcio, junto con las verduras verdes. También el hierro es importante, por lo que la carne, el pescado o los huevos no deben faltar. Toma alimentos con vitamina C para que se asimile mejor. Además una ingesta suficiente de hortalizas sin olvidar los frutos secos, te aportarán vitamina A y ácidos omega 3 esenciales en el desarrollo del bebé.

Tu menú tipo tendrá el mismo desayuno y los mismos tentempiés que en el primer trimestre.

Comidas: Parrillada de verduras y filete de ternera, coliflor con bechamel y perca a la plancha, pasta con tomate y lomo de cerdo con guarnición de verduras, puré de lentejas y salmón en papillote… De postre un lácteo, como yogur o flan o cuajada.

Cenas: Crema de calabaza y sardinas, ensalada verde con gulas, consomé y pollo con verduras, revuelto de setas con ensalada de tomate. De postre una infusión.

Recena: Un vaso de leche tibia y medio plátano (te ayudará a dormir).

En el tercer trimestre, tus digestiones serán más pesadas y estarás agotada. Consume proteínas para la musculatura del bebé. Carnes, pescados, legumbres y frutos secos. Toma lácteos desnatados al menos tres veces al día y alimentos integrales para evitar el estreñimiento.

Repite los desayunos y las comidas entre horas, igual que los anteriores trimestres.

Comidas: Legumbres en puré, para que sean más digestivas, sopa de ave, verduras guisadas y de segundo pavo, pollo, hamburguesas de ternera, albóndigas… De postre fruta y lácteo y una infusión.

Cenas: Verdura de guarnición (setas, espárragos, tomate, guisantes…) o cremas de verduras y huevo o pescado. De postre un yogur y una infusión.

Recena: Leche tibia y medio plátano.

Si tienes dudas de si eres inmune a la toxoplasmosis consulta con tu médico. Como prevención ten en cuenta estos consejos para tu dieta:

 

 

 

Dieta sana para embarazadas: comer bien para un embarazo feliz

No. Salvo que tengas alguna patología previa como alergias o intolerancias, o desarrolles diabetes gestacional, tu dieta no debe cambiar por el hecho de estar

salud

es

https://endomed.es/static/images/salud-dieta-sana-para-embarazadas-comer-bien-para-un-embarazo-feliz-5382-0.jpg

2024-02-25

 

Dieta sana para embarazadas comer bien para un embarazo feliz 1
Dieta sana para embarazadas comer bien para un embarazo feliz 1

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20