¡¡¡Cuidado con la vigorexia!!!

 

 

 

La vigorexia es un trastorno psicológico en el que los pacientes sufren una imagen distorsionada de sí mismos, lo que les lleva a practicar deporte de forma patológica y obsesiva, con el fin de llegar a un estado físico que nunca terminan de alcanzar. También se denomina dismorfia muscular, complejo de Adonis o anorexia inversa, ya que este problema trae aparejado un trastorno de la conducta alimentaria contrario a la anorexia.

Las personas, que sufren este trastorno, se ven muy delgadas y débiles, se perciben con una masa muscular insuficiente y creen que son enclenques. Por ello modifican sus hábitos alimentarios y su conducta deportiva con el fin de aumentar su tono y masa muscular considerablemente, aún a riesgo de su salud.

 

Para ello, comienzan a llevar, sin consultar con ningún profesional, una dieta estricta a base de proteínas e hidratos de carbono para agrandar el músculo, y evitan las grasas, o las verduras o las frutas.

Además llevan un ritmo de sesiones de entrenamiento exhaustivo e intenso, con sesiones maratonianas de musculación, lo que les lleva a pasarse todo el día entrenando, descuidando así el resto de aspectos de su vida, como son sus relaciones con familia, pareja, o amigos así como sus relaciones laborales.

Muy habitualmente, las sesiones de entrenamiento no les parecen suficientes para lograr la masa muscular que desean, por lo que recurren a métodos más “rápidos” como la ingesta de anabolizantes y esteroides, que adquieren de manera ilegal por internet, y el abuso de operaciones estéticas con el único fin de llegar a tener la imagen con la que sueñan.

Este tipo de personas suelen ser hombres o mujeres, que han sufrido en su vida el abandono de un ser querido, o las burlas en el colegio por su aspecto físico y que han crecido acomplejados por su imagen. Suelen ser personas perfeccionistas y con una autoestima muy lesionada.

 

Como consecuencia de una alimentación inadecuada, de un exceso de esfuerzo físico y del uso de sustancias químicas para modelar su cuerpo, estas personas pueden sufrir múltiples problemas de salud.

El exceso y la intensidad desproporcionada de ejercicio aumentan el riesgo de que sufran lesiones musculares, roturas y desgarros de ligamentos y tendones, lo que les supone un trauma importante ya que no pueden aceptar la inactividad. La alimentación restrictiva e inadecuada puede producir sobre esfuerzo de los riñones, déficit de vitaminas, acidosis metabólica, nauseas, malestar, dolor gástrico, descalcificación ósea, aumento de ácido úrico, disminución de la testosterona y el deseo sexual, y estreñimiento.

Si conoces alguien con este problema acompáñale, y si eres tú quien lo sufre recuerda  lo importante que es tu vida y tu salud y cómo el deporte puede ser una ayuda y no un problema.

 

¡¡¡Cuidado con la vigorexia!!!

¡¡¡Cuidado con la vigorexia!!!

La vigorexia es un trastorno psicológico en el que los pacientes sufren una imagen distorsionada de sí mismos, lo que les lleva a practicar deporte de forma

salud

es

https://endomed.es/static/images/salud-cuidado-con-la-vigorexia-5338-0.jpg

2024-02-16

 

¡¡¡Cuidado con la vigorexia!!!
¡¡¡Cuidado con la vigorexia!!!

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20