Consejos para empezar a practicar running

 

 

 

El running está de moda. Es barato, cada uno puede practicarlo allí donde viva, no precisa de grandes equipamientos y se puede realizar sólo o acompañado.

Salir a correr un día, para sudar un rato, no sirve de nada. No vas a mejorar la masa muscular, y quemarás sólo unas pocas calorías.

La motivación es muy importante. Encuentra un motivo real y  fuerte para hacerlo y convertir el running en tu práctica deportiva habitual.

Casi todo el mundo puede practicar el running, pero no todos podemos hacer 20 Km corriendo, así que sé consciente de tu estado de forma actual y no pongas unas expectativas demasiado altas.

Empieza por sesiones de veinte minutos a un ritmo suave, dos o tres veces por semana.

 

Si eres deportista habitual  tu estado de forma se presupone mejor, así que comienza con sesiones de 30-40 minutos.

Ve aumentando los tiempos, haz sesiones de unos 50-60 minutos, y aumenta el ritmo, de modo que la distancia sea mayor, y puedas subir cuestas, escaleras, o correr por el monte.

Lleva un podómetro y/o un pulsioxímetro, para controlar la distancia recorrida en pasos y la frecuencia cardíaca.

Al principio de toda práctica deportiva el ritmo de entrenamiento debe ser suave.

Tu Frecuencia Cardíaca Máxima se calcula restando nuestra edad a 220.

Si tienes 40 años, tu Frecuencia Máxima sería: 180.

Un ritmo suave de entrenamiento será aquel que te permita mantener el pulso entre el 60% y el 70% de dicha Frecuencia Máxima.

Es decir el 65% de 180 serían 117. Eso se considera un entrenamiento suave.

Salir a correr no precisa un gran gasto en equipación.  Lo más importante es el calzado. Recetas faciles y rápidas

No se puede salir a correr con cualquier zapatilla de deporte. Deben ser zapatillas especiales para el running, que te proporcionen una buena sujeción, una amortiguación adecuada, y que evite que sufras lesiones en rodillas y tobillos.

En invierno, debes ir con ropa térmica, y protegerte de la humedad, y en verano la ropa será ligera y transpirable.

La alimentación es importante a la hora de practicar cualquier deporte, por el gasto energético y la sudoración alta.

 

No salgas a correr antes de que pasen dos horas de haber comido.

Los hidratos de carbono, cereales, pan, pasta o arroz, y la leche y derivados, son los mejores alimentos para consumir antes y después de hacer ejercicio.

Los productos especiales serán para profesionales en pruebas intensas o muy largas.

Debes beber mucha agua o bebidas isotónicas, para reponer líquidos y sales minerales.

Antes y después de salir a correr debes calentar y estirar músculos y articulaciones:

Es lo más importante: Disfruta y pásalo bien.

Sales a correr para ponerte en forma, desconectar del estrés del trabajo, oxigenar el cuerpo y relajarte.

 

 

Consejos para empezar a practicar running

Consejos para empezar a practicar running

El running está de moda. Es barato, cada uno puede practicarlo allí donde viva, no precisa de grandes equipamientos y se puede realizar sólo o acompañado.

salud

es

https://endomed.es/static/images/salud-consejos-para-empezar-a-practicar-running--5278-0.jpg

2024-02-25

 

Consejos para empezar a practicar running
Consejos para empezar a practicar running

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20