La diabetes afecta a muchas más personas de las que podemos imaginar. Para hacernos una idea, vamos a ver en cifras como esta enfermedad está presente en el mundo:

  • Una de cada once personas padece diabetes
  • 5 millones de muertes, aproximadamente, se producen directamente por la diabetes.

Como podemos ver, las cifras son alarmantes. Sumado a esto hay que destacar que un tercio de los adultos que padecen diabetes no lo saben.

Ya hemos hablado en un post anterior de lo perjudicial que es el alcohol para las personas diabéticas. En este caso, vamos a ver cómo influye la alimentación.

 

ALIMENTACIÓN

Es uno de los aspectos más descuidado, pero lo cierto es que una correcta nutrición junto a un estilo de vida saludable son de suma importancia para las personas diabéticas.

Contar con un plan de alimentación ajustado a nuestras necesidades puede ayudarnos a controlar mejor los niveles de glucosa en sangre, presión arterial y colesterol.

El equilibrio entre los alimentos es esencial para controlar la glucosa.

No hay ningún alimento perfecto, pero si reducimos la cantidad de comida ultraprocesada y basamos nuestra alimentación en productos frescos o poco procesados gran parte del trabajo estará hecho.

Aun así, hay ciertos aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de incluir alimentos en nuestra dieta:

  • Alimentos sin azúcares añadidos no significan alimentos sin azúcar.
  • Que en la etiqueta del alimento ponga “sin azúcares” no quiere decir que no contenga hidratos de carbono
  • Debes seguir una dieta saludable variada y equilibrada, pero controlando cantidades
  • Tener claro qué alimentos contienen hidratos de carbono y en qué proporción
  • Fíjate en el etiquetado de los alimentos para no dejarte llevar por la publicidad de los envases

 

EJERCICIO

Además de una correcta alimentación es necesario también llevar un estilo de vida saludable, y esto implica realizar ejercicio.

Realizar al menos 30 minutos de actividad física no sólo te ayudará a mejorar el control glucémico, sino que reporta diferentes beneficios a nuestro cuerpo:

  • Aumenta el gasto calórico y ayuda a mantener el peso adecuado.
  • Ayuda a mantener los niveles de colesterol y triglicéridos en rango normal.
  • Ayuda a mantener la tensión arterial dentro de límites normales.
  • Mejora la vascularización del corazón.
  • Mejora la sensación de bienestar.
  • Ayuda a mantener una buena vascularización de los pies.
  • Puede favorecer la integración social.

 

Desde Endomed queremos recalcar la importancia de contar con un profesional del sector a la hora de someternos a un plan de alimentación que favorezca el control de la diabetes.